Paola Herrera la periodista que destapó la olla podrida de MINTIC

La periodista cuenta cómo realizó una extensa investigación, que permitió que la verdad de los 70.000 millones de pesos saliera a la luz.

Por Natalia Chapetón

La Unión Temporal SES Inred, una de las 10 empresas participantes por la licitación tenía como abogado a un asesor de despacho de Karen Abudinen ministra de las TICS. Hizo saltar las alarmas. Había que prestar atención porque estaba en juego, nada más ni nada menos, la conectividad para las escuelas rurales en diferentes regiones del país, que incluía la instalación de 15.000 puntos de internet.

Al estar al tanto de esto, Paola Herrera una periodista económica que hoy trabaja en la W Radio, empezó a sospechar que algo no estaba bien. SES Inred era la única compañía que tenía cierta ventaja para ganar el millonario contrato por 2 billones de pesos.

Paola Herrera, periodista de Sigue La W

En el encuentro que sostuvo con estudiantes y docentes del Politécnico Grancolombiano, el pasado 28 de octubre, Paola Herrera, frente al proceso de licitación para la conectividad de las escuelas rurales afirma: “Esto empezó mal, si conoces el desayuno, ya sabes cómo va hacer el almuerzo”.

Para distraer a la prensa, como manera de apaciguar las aguas, la ministra tomó la decisión de cancelar el contrato de su asesor. Sin embargo, esto no impidió que la compañía siguiera participando. Herrera inició su investigación revisando el origen y los antecedentes de las empresas oferentes, varias de ellas eran multinacionales reconocidas en el sector de telecomunicaciones, mientras otras uniones temporales no tenían experiencia alguna en conectividad.

Por lo tanto, indagó cuáles eran los requisitos por parte del ministerio, junto a los estudios previos de las empresas, y en medio de eso apareció Centros Poblados, una unión temporal que tenía bastantes irregularidades: contratistas investigados, falta o nula experiencia en el área y falta de capacidad financiera.

De las cuatro empresas que formaban parte de la Unión Temporal Centros Poblados, ninguno de sus representantes legales aparecía en malos manejos. A pesar de ello detrás de estos representantes surgían nombres de personajes que anteriormente habían estado envueltos en escándalos de corrupción. Sobresalía Emilio Tapia, que en el pasado fue uno de los protagonistas del llamado carrusel de la contratación y que le costó a la ciudad de Bogotá cerca de un billón de pesos.

A pesar de las dudas, finalmente adjudicaron el contrato a dos operadores, uno de ellos fue Centros Poblados. Al parecer, poco sirvió que la W Radio, previamente hubiera llamado a la ministra a pedirle explicaciones, luego de plantearle las dudas frente a ciertas empresas, con las evidencias ya conseguidas en el seguimiento periodístico realizado durante la etapa de presentación de proponentes de la licitación.

Solo habían pasado dos meses y el  Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones le desembolsó a la Unidad Temporal $70.000 millones para dar inició a la instalación de 7.277 puntos de conectividad. Para el 30 de abril del 2021 tenía que haber entregado 750 escuelas conectadas, pero para esa fecha no había ninguna.

Muchas de las escuelas rurales en Colombia carecen de conectividad, dificultando el proceso de enseñanza – aprendizaje. (Foto: Adriana Solert)

Paola Herrera comenta que la ministra Karen Abudinen, en la segunda entrevista que concedió a W radio sobre este tema, aseguró que “no estaba sucediendo nada, que se iba a garantizar la ejecución de estos puntos, al mismo tiempo que reconoció que había un proceso de incumplimiento y que iban a tomar medidas al respecto”.

Posiblemente después sucedieron los hechos que más llamaron la atención de los ciudadanos, no solo se estaba incumpliendo en los tiempos y se había entregado un alta suma de dinero de anticipo, sino que se encontró que algunos documentos presentados durante la licitación eran falsos. Para llevar a cabo la respectiva sanción a la unión temporal, se llamó al garante que era el Banco Itau, en ese momento un representante de la entidad financiera afirma que nunca emitieron a esta empresa una póliza que tuviera que ver con la instalación de puntos de conectividad. Herrera recuerda que “Ahí es cuando el país se entera que presentaron pólizas falsas” y asegura que “todo lo que está mal en contratación pasó con Centros Poblados”

Ante la descripción del proceso investigativo que llevó a develar los hechos de corrupción que rodearon la contratación de Centros Poblados con Mintic, los estudiantes realizaron varias preguntas. Paola Herrera, afirmó que este escándalo sirvió para que los colombianos abrieran los ojos, porque a pesar de los obstáculos que tuvo realizando la investigación, valió la pena reivindicar el valor de los periodistas. Con firmeza concluye que “La sociedad debe saber que desde el periodismo se está haciendo algo por el país”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *